Transforma y crece con éxito sustentable la empresa “Maderas Tarahumara”

Noticias

Con más de dos décadas y media de trabajo exitoso en la comercialización y en la transformación de la madera, así como en la reforestación anual de 150 mil árboles, la empresa “Maderas Tarahumara” del empresario Jesús Aguirre Pizano, es homenajeado como Industrial Distinguido del Premio Medalla al Mérito Industrial 2017 de la Cámara Nacional de la Industria Maderera por el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ).

El Premio Medalla al Mérito Industrial que se entregará en un ceremonia de gala, el próximo 29 de agosto de este año en presencia del presidente de México, Enrique Pequeña Nieto y el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, es la máxima presea que otorga el CCIJ a las mujeres y hombres de empresas que con trabajo y valores representan un ejemplo y orgullo para el país, dejando un legado para las nuevas generaciones de empresarios y la sociedad.

El industrial, comercializador y silvicultor de la empresa familiar “Maderas Tarahumara”que celebra su 25 aniversario de la fundación de la empresa, señaló que el éxito de la estrategia de crecimiento sustentable para hacer rentable el negocio, se debe a la participación activa en cada uno de los eslabones de la cadena productiva de la madera y la actualización de los procesos administrativos de la empresa y de transformación de su principal insumo la madera de pino.

Aguirre Pizano originario del rancho Guadalupe Ycalvo, Chihuahua, nació 1964 y desde muy pequeño junto con sus padres y siete hermanos emigraron a Jalisco en busca de formarse un futuro mejor pero fue más tarde cuando decidió dedicarse a la docencia en Atotonilco, tras egresar de la Escuela Normal de Atequiza. Sin embargo, el cariño al bosque y la oportunidad de desarrollar un negocio propio junto con sus hermanos hizo que cambiara las aulas para desarrollar una empresa que sólo duro un año y posteriormente cada quien emprendió su negocio.

La empresa, “Maderas Tarahumara" que recibió ese nombre en memoria del rancho de su abuelo, fundada el 27 de julio de 1992 ha desarrollado una estrategia de crecimiento moderno sustentable, dominando la cadena productiva de la industria maderera, lo que significa que siembra, transforma y comercializa la madera de pino, generando empleo a cerca de una centena de personas en sus cuatro puntos venta, en los dos aserradores y en sus siete mil hectáreas de bosque en las localidades jaliscienses de Mixtlán, Atenquillo, Cuautla, Mascota y Tapalpa.

“En México importamos el 60 por ciento de la madera y sólo producimos un 40 por ciento, lo que representa una gran oportunidad de negocios y la mejor manera de hacerlo es de forma sustentable”, expresó Aguirre Pizano, luego de recordar que cuando inicio el negocio como comercializador tuvo la visión empresarial de incorporarse en cada uno de los eslabones de la cadena productiva para hacer más rentable el negocio a fin de evitar la escasez y brindar un mejor servicio a los clientes.

“Ante la escasez de la madera, hubo la necesidad de comprar trozo porque estaba en buen precio, después con el tiempo se escaseó el trozo y vimos la oportunidad de comprar predios y de ahí le agarramos sabor a los ranchos para cultivar y creemos que nos está dando mucha satisfacción. El apoyo de mi familia ha sido fundamental para el crecimiento del negocio y creemos que la silvicultura tiene un gran futuro”, añadió.

“Ver árboles que plantamos hace nueve años, crecer 25 metros de altura me llena de profunda satisfacción”, indicó Aguirre Pizano quien confía en que sus hijos continúen en el negocio y adelantó que en breve realizarán una transformación en la empresa incorporando nuevas tecnologías para acceder al comercio electrónico de la madera, así como mejorar procesos para ser más productivos y competir a escala mundial.

Aguirre Pizano agregó que “Maderas Tarahumara es una empresa comprometida con el medio ambiente y la seguridad para los trabajadores porque es un negocio a largo plazo”.


Publicado por CCIJ | enero 2, 2018

PATROCINADORES